Buscar la integración de servicios, aplicar un pensamiento digital transmedia, ponerse al día en compra programática, volcarse a resultados y apostar por el talento para aportar creatividad, expertise y valor estratégico al cliente son los pasos comunes que las agencias españolas están dando para afrontar una nueva realidad del mercado determinada por las personas de a pie, que demandan un nuevo tipo de relación a las marcas, dando la espalda a la publicidad y tomando el control de la conversación gracias a las nuevas tecnologías. Ante esta situación las agencias dan un paso al frente para situarse como el partner natural ideal ante un anunciante que busca generar negocio con el nuevo consumidor.
Fuente: El Publicista